Ponce borda el toreo en Manizales

Ponce cortó cuatro orejas y dos El Juli, en la corrida que respondió a las expectativas de una plaza llena. Los toros de Ernesto Gutiérrez Arango fueron potables y uno de ellos, el primero de la tarde, de nombre «Canario» y número 107 logró el indulto, en manos de Ponce. El torero valenciano hizo historia al perdonar la vida al ejemplar número 50 de su carrera.

Enrique Ponce y El Juli conmovieron a Manizales en la última corrida de la 63 feria taurina de esta ciudad. El mano a mano, con toros de Ernesto Gutiérrez Arango, respondió a las ilusiones de los tendidos, llenos para la ocasión por espectadores que se marcharon felices y agradecidos por la entrega de los dos maestros, informa Efe.