Podemos sigue trabajando para los independentistas y hace innecesaria la vuelta de los fugados

Catalunya en Comú-Podem ha hecho que ya no sea necesario que los cinco «exconsellers» fugados vuelvan a España para la sesión constitutiva del Parlament o que tengan que renunciar inmediatamente a sus escaños, y, al tiempo, ha facilitado el camino para que Carles Puigdemont pueda ser de nuevo investido «president» de la Generalitat, aunque permanezca en Bélgica. El retorno a España les supondría el inmediato encarcelamiento.

Los comunes, grupo que encabezan Xavier Domènech y Ada Colau, se han negado radicalmente a apoyar al candidato que presente Ciudadanos a la presidencia del Parlament el próximo día 17 de enero. De esa forma, los ocho diputados del grupo asociado a Unidos Podemos hacen imposible que el bloque independentista pierda esa votación y, además, ahora puede ganarla sin que tengan que volver inmediatamente o renunciar ya a sus escaños los cinco fugados. Sí es posible que tenga que volver alguno de ellos o renunciar al escaño para la investidura de ‘president’ de la Generalitat, pero eso será más adelante y dependerá también del sentido de voto de los comunes ese día.

Esto es lo que los catalanes denominan «fer la puta y la Ramoneta».