Podemos llama a «dar la batalla en la calle» en una primavera que parece que viene calentita

La formación que nació al calor del 15-M pretende ponerse al servicio de las organizaciones sociales para acompañar y contribuir en sus luchas. Todo ello a poco más de un año de que se celebren las elecciones municipales, autonómicas y europeas, en las que todas las formaciones políticas tienen ya su vista puesta y comienzan a prepararlas.

En el caso de Podemos tendrá especial importancia este anunciado nuevo ciclo de movilizaciones, que desarrollará sus principales protestas en los meses de marzo y abril. A la lucha contra la precariedad y la reforma laboral se suman las de las pensiones, la marea básica, que trata de meter en la agenda la implantación de una renta básica y que realizará una marcha a pie desde León a Madrid para culminar con una gran manifestación en la capital, o la huelga feminista del 8-M, que contará con el apoyo de las grandes centrales sindicales.

Todos los años, estos impresentables amenazan con la misma cantinela, «tomar la calle, dar la batalla en la calle, reventar la calle», «rodear el Congreso», y así… Han perdido capacidad de movilización en la calle y lo saben… Pretenden recuperarla y en eso aciertan los podemitas.