Podemos detrás de meternos la bandera de la II República hasta en la sopa

La debilidad pepera como partido y en cuanto a la representación parlamentaria de que dispone,  hace que nos encontremos en una situación política en la  que muchas propuestas rojeras puedan salir adelante. Una de ellas, de Podemos, es cambiar la Ley de Banderas para que sea posible colocar la bandera de la II República en edificios públicos. De esta forma, tendríamos la bandera del régimen genocida de la II República hasta en la sopa.

¿Qué hará el PP? ¿Qué hará Cs? Pues vete a saber,  pero de lo que se puede estar seguros es que no dirán la verdad de lo que fue la II República:  un Régimen en el que sólo fue posible vivir con cierta normalidad en el periodo en el que no gobernó la izquierda, con la pequeña salvedad de la Revolución  del 34;  que, en su inicio, fue un infierno;  y que,  en su final, fue un genocidio contra los católicos.

¿Oiremos al PP y a Cs decir que la II República asesinó,  con nombres y apellidos,  a cerca de 85.000 inocentes y , probablemente,  a unos cuantos miles más de los que no hemos sabido los nombres y apellidos? Posiblemente, no lo dirán y seguirán dejando el control del pasado en manos de la izquierda pensando que eso, el pasado, no influye en los cambios sociológicos del futuro. Son genios.