Pintadas a favor de la Unidad de España, aparecen en varias localidades donostiarras.

Recientemente, han aparecido pintadas en el mismo centro de San Sebastián, por la zona de la Plaza de Euskadi, en las que se reclama la sagrada unidad de España.

Pintadas del mismo tipo, han aparecido  también, diseminadas por varios puntos y localidades de Guipúzcoa, donde hasta hace poco era impensable que alguien se pudiese jugar la vida alegremente, en tan heroica tarea.

Finalmente tendremos que agradecer a Puigdemonio y sus palmeros, que hayan sido el revulsivo que ha hecho que en todos los puntos de nuestra querida España, se levante voces, cansadas de tanto aguantar la dictadura de estos años, y dispuestos a reivindicar la unidad de la Patria.  Habéis conseguido en poco tiempo lo que hacía décadas que no se veía, habéis sido el aglutinante del sentimiento nacional, sois esa gota de odio que ha colmado los vasos y canalizado la lógica ira de un Pueblo que no soporta más afrentas.