Pedro Sánchez, presidente por accidente, ofrece a los indepes un referendum… de autogobierno

Cuando se está librando una batalla y alguien quiere ir de equidistante, y se coloca en medio de dos fuegos cruzados, lo normal es que te disparen desde ambas trincheras. Ayer Pedrito pensó que a los separatistas, que son tontos pero no tanto como él, les iba a poder engañar con baratijas y espejuelos, como en las pelis del oeste mientras les decía, “hombre blanco querer parlamentar”;  por contra parte el gran jefe Torra sentado, dice hombre blanco hablar con lengua de serpiente, como en la canción de Krahe.

¡Cuervo ingenuo no fumar la pipa de la paz con tú … por Manituu!

Como es posible que quiera ofrecerles algo a los indepes, que los que estamos por una España unida no admitirán nunca, puesto que incluso el Constitucional tuvo que meter mano en su estatuto.  Pero es que ademas los sediciosos tampoco retrocederán hacia un punto anterior al que ellos quieren establecer como punto de partida, vamos que ha quedado como Cagancho en las Ventas.  no convenciendo ni a propios ni a extraños, (partiendo de la base que con este tipejo, parecen más propios los extraños que los propios), así que es una propuesta carente de fundamento.

Los que pretenden justificarle dicen que lo que está haciendo Pedro Sánchez es cargarse de razones, por si tuviese que aplicar un nuevo 155. (Nos permitimos dudarlo).

Mientras tanto el diario “El Mundo” habla de intento de apaciguamiento de Torra a cambio de un referéndum, y el independentismo se enerva porque suponen que se apacigua a los que están desbocados, y se les da un placebo.

Ya está bien de política de concesiones, y menos haciendo el ridículo como en este caso.

Nosotros estamos más con las palabras de Abascal cuando dice:

Ante el totalitarismo no vale el apaciguamiento. Hay que intervenir la autonomía y destituir y procesar a todos los políticos sediciosos. Con el artículo de la Constitución que haga falta y con el código penal. No solo existe el artículo 155.

31 de Agosto de 2018