Oriol Junqueras, el poeta bueno: “Cada gesto de respeto hacia los otros consolida la siempre larga transición de ‘feritas’ a ‘humanitas’. En definitiva, nos hace más humanos.»

Estas son las bonitas y bondadosas palabras de Junqueras en Twitter del día de hoy. Respeto, humanitas, humanos. Dicho desde prisión a alguno igual hasta se le caen las lágrimas.

No hay nada peor que esconder la maldad detrás de una bondad aparente. Es algo en lo que la izquierda, Junqueras es de izquierda, es especialista. El separatismo no se queda atrás.

Junqueras ha traicionado a España. Junqueras ha traicionado a su nación. Desde hace siglos, desde los tiempos clásicos la traición a la nación es uno de los peores delitos en cualquier pueblo civilizado. Posiblemente sea así porque un traidor pone en peligro a todo el pueblo.

Eso es lo que ha hecho Junqueras. Y no ha dudado, tan bondadoso él, en mentir para mover al pueblo catalán contra España. Por supuesto, sin respetar ni a España, ni los españoles.  La conclusión es que Junqueras sigue en estado de “feritas”. Quizá por eso le llaman el Osito.