¡Nuevo preso político en nuestra ExpoMuro! Muñoz Seca: contra la libertad de expresión, el asesinato  

Pedro Múñoz Seca fue un autor de teatro con una inmensa lista de obras teatrales. La más conocida, posiblemente, La venganza de Don Mendo. Durante la II República algunas de sus obras fueron  una sátira de la misma y del comunismo. El PSOE y los podemitas de la época no se lo tomaron muy bien.

El día del Alzamiento Nacional, Múñoz Seca se encontraba en Barcelona estrenando una obra. Ese mismo día es buscado por los equivalentes  a la CUP, detenido y trasladado a Madrid,  a la cárcel de San Antón. Por Alfonso Ussía, su nieto, sabemos que le tocó pagar los billetes de tren a sus carceleros. Su mujer fue liberada,  pero Muñoz Seca permaneció en la cárcel de la que  sólo saldría para ser fusilado el 28 de Noviembre de .1936 en Paracuellos del Jarama. ¿Su delito? Sus ideas y expresarlas a través del teatro.

Desde ahora, cuando oigamos al PSOE, a Podemos o la CUP clamar por la libertad de expresión, recordemos que cuando la expresión  libre no les gusta, llegan hasta el asesinato político.