Nueva jugada de estrategia de Puigdemont, en la partida de ajedrez que juega

Efectivamente, Puigdemont, que a primera vista parece un poco lelo, aparenta no ser mal jugador de ajedrez, poco a poco va moviendo sus fichas, la jugada de hoy… magistral.
Si no hay Euroorden y no le detienen, da una conferencia que internacionaliza el conflicto.
Si hay Euroorden y es retenido en Bruselas, el eco producido sería mucho mayor y además podría delegar su voto en la investidura en virtud de la doctrina del Supremo con Junqueras.

Vamos, que haga lo que haga el juez, o aunque no haga nada, (el conflicto está servido) y Puigdemont gana en cualquiera de los escenarios.

Es una nueva jugada de estrategia, eso es evidente, pero Llarena no es jugador de ajedrez, y debería ante la solicitud de la fiscalía, cumplimentar la Euroorden, porque lo que es un hecho cierto es que la Justicia Danesa, debería admitir todos los delitos, dado que a diferencia de Bélgica, sí existen en su ordenamiento.

La política y la estrategia, que quede para politólogos y estadistas, pero los hombres de leyes deben limitarse a moverse entre leyes y a intentar aplicarlas.

Puigdemont está tardando en estar entre rejas.