Nueva agresión a guardias civiles, esta vez, en Cádiz

Nueve agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil, fuera de servicio, resultaron heridos ayer, sábado, en Algeciras (Cádiz) al ser agredidos por un grupo de unas 40 personas. Ocho de los guardias tuvieron que recibir asistencia sanitaria en una clínica del municipio, así como uno de los agresores.

El suceso tuvo lugar en torno a las 18:00 horas cuando dos sargentos y siete guardias del GAR salieron de comer de un restaurante de la barriada costera El Rinconcillo. Entonces quisieron acudir a la playa en coche. En el recorrido, los agentes encontraron que la vía por la que tenían que acceder se encontraba cortada por un grupo de personas que estaba celebrando una comunión. En este momento, según fuentes policiales, estas personas impidieron a los agentes pasar a esta calle formándose una “trifulca”.

Unas 40 personas se enfrentaron a ellos y con botellas rotas, piedras, maceteros y bates de béisbol, agredieron a los agentes, que recibieron numerosas patadas y golpes. Ante esta situación, uno de los guardias decidió hacer uso de su arma reglamentaria y efectuó tres disparos disuasorios al aire para que los agresores se disolvieran y los agentes pudieran replegarse.

Hasta el lugar acudieron agentes de la Policía Nacional, con competencias en esta ciudad gaditana, quienes se han hecho cargo de la investigación para esclarecer el suceso y la posible vinculación de los agresores con organizaciones de narcotráfico.

Efectivos de los GAR llevan un tiempo destinados en el campo de Gibraltar para combatir a los grupos de narcotráfico de la zona, donde en los últimos meses se han producido ya varios tiroteos con delincuentes cuya agresividad denuncian varias asociaciones de la guardia civil, que piden más medios humanos y materiales.