No se puede servir a Dios y al diablo

Eso tendría que haberlo aprendido Torra, pero es un poco TonTorra, y no parece enterarse. Así se encuentra ahora nadando entre dos aguas, por una parte tiene que dar espaldarazos a su guardia pretoriana, sus mozos de cuadra, y por otra parte jalea a las acémilas de los CDR,  que son pastoreados a golpe de bastón por los mozos de cuadra.

No puede apoyar simultáneamente a los dos lados, claro… que ninguno puede ser calificado como Dios, y sí los dos como diablos, no podía ser de otro modo, con Puig-demonio por medio. Quizás el titular de la noticia no es el más conveniente, debíamos haber dicho que no se puede sorber y sonar a la vez, o estornudar y permanecer con los ojos abiertos, o meter para afuera, o subir para abajo, hay cosas que son incompatibles.

Torra, tiene una carita de lerdo que no puede con ella, de paisano de la “Tractoria” profunda, pero muy profunda, y porque no le habían visto la cara que atesoraba de infante, porque si no no le habían hecho ni presidente-marioneta. pero el hombre intenta nadar y guardar la ropa, decir una cosa y la contraria, y servir a dos amos distintos.  Quizás le vaya bien las conversaciones con Pedro Sánchez, porque ese nada en muchas aguas a la vez, se ducha y no se moja, y está vendido a tantos amos, que jamás podrá preguntar cuando le pregunten… niño… ¿Tú de quien eres?, porque es del último que llega, es del que más le presione,  nada como decimos en muchos mares, con resaca, con mar de fondo, con corrientes que le llevan de un lado a otro, pero siempre se mantiene a flote, no corre riesgo… siempre se ha dicho que la mierda flota, no sabemos si esa es la causa de su supervivencia. El presidente del gobierno puede enseñar poco, pero en esa materia Torra debería aprender de él, quizás así podría acabar haciendo un menage à trois con algún CDR y algun Mosso a la vez, algún buen mosso.