No es «fitness» todo lo que reluce

Determinados reclamos publicitarios, imágenes asociadas a ciertos productos y algunas técnicas de márketing unidas al desconocimiento nos llevan, en muchas ocasiones, a llenar el carro de la compra de artículos que no son lo que esperábamos. Hoy en día, asistimos a un aumento en la concienciación acerca de la importancia de alimentarnos de manera saludable. Un ámbito sobre el que los consumidores todavía no estamos muy informados y en el que hay mucha confusión a la hora de llenar nuestra nevera.

Los panes integrales con harinas refinadas, las ‘leches’ vegetales, o los cereales ‘fitness’ que no son saludables son algunos ejemplos. Debemos mirar muy bien las etiquetas antes de caer en una trampa tan «saludable».