Nicaragua. 27 muertos sobre la mesa hacen dar marcha atrás al narco-presidente Daniel Ortega

El Gobierno de Nicaragua ha derogado las reformas de la Seguridad Social que han desatado las protestas callejeras que desde el miércoles han causado al menos 27 muertos y más de un centenar de heridos, un número indeterminado de detenidos y múltiples daños materiales.

El Consejo Directivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) ha acordado revocar las dos resoluciones que han servido como “detonante para que se iniciara esta situación”, ha dicho el narco-presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en un mensaje emitido por televisión.

El origen de la protesta es una reforma del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) aprobada el pasado 16 de abril por la cual la aportación salarial de los trabajadores a la seguridad social pasaba del actual 6,25% a un 7%; la de los empresarios mediante sus beneficios, de un 19% a un 22,5%; y los jubilados tendrían que empezar a contribuir con una retención en sus pensiones del 5% para cubrir sus enfermedades.