Ni una palabra de Rajoy en el congreso sobre el brutal asesinato de Zaragoza

Mariano Rajoy no dijo ayer ni una palabra en el congreso sobre el brutal asesinato ocurrido en Zaragoza. Puso el foco en otros asuntos y delegó el caso de Víctor Láinez en Juan Ignacio Zoido, que desde Valencia reclamó «tolerancia cero» con el radicalismo. ¡No nos vale!

Rajoy ya está en las Bodegas Freixenet, apoyando a su amigo José Luis Bonet (independentista de enero a octubre y español hasta la muerte de noviembre a diciembre) No…. no va a visitar a las asociaciones y personas que son multados con 6.000 euros por poner un cartel en español en su bar, o a los que son repudiados en su comunidad por pedir que se cumplan las horas mínimas de español en el Colegio de sus hijos o a los que les lanzan cócteles molotov a sus balcones por poner la bandera de España…. Él no tiene tiempo para esas cosas.

Lo que sí que condenó sobre Zaragoza fue el brutal atentado contra la Presidenta del Parlamento de Podemos, al que un grupo de ultras le arrojaron una botella de agua pequeña de plástico vacía a la cabeza como pudimos ver repetidamente durante una semana en todos los telediarios.

¡Es vergonzoso!