Ni poner ni quitar lacitos amarillos es delito, según la fiscalía

María José Segarra, Fiscal General del Estado, ha dicho que desde la fiscalía no se va a perseguir por no ver ningún delito las acciones encaminadas a poner o a quitar lacitos amarillos, ya que entiende que forma parte de la “libertad de expresión”. No obstante para dejar las cosas poco claras, dice que como es un aspecto circunscrito a la ley de seguridad ciudadana han de ser las autoridades catalanas las que tomen las decisiones fuera del ámbito penal de la Fiscalía.

El que lo entienda que lo compre, qué coño quiere decir la Fiscal General, ¿Que no va a haber una persecución desde el Ministerio Público, pero que podrá ir la Generalidad como acusación particular?  ¿Que es sancionable administrativamente?.
¿O es una forma de nadar y guardar la ropa?.

En todo caso, cree que es “tan lícito publicitar una opinión ideológica como manifestarla de manera contraria retirando material”.

Eso sí, para aclararlo del todo dice que si se presentan denuncias por daños se estudiarán como en “cualquier punto de la geografía española”.

Ante la pregunta de si la actitud de hace unos días de los Mossos que identificarona 14 personas (entre ellos, un agente de la Guardia Civil) en la demarcación de Tarragona por retirar lazos, iniciando acciones por la presunta infracción grave de la Ley 4/2015 de seguridad ciudadana queriendo sancionarles con multas de 601 a 30.000 euros, la Sra. Fiscal ha dicho que queda fuera de su área, pero se reitera en que no ve ningún delito.