Ni olvido ni perdón

La organización terrorista ETA ha hecho público un lastimero comunicado en el que reconoce “el daño causado”, admite su “responsabilidad directa” en el “sufrimiento desmedido” que la sociedad vasca ha padecido, y afirma que “lo siente de veras” por las víctimas ajenas al “conflicto”.

“Somos conscientes de que en este largo periodo de lucha armada hemos provocado mucho dolor, incluidos muchos daños que no tienen solución. Queremos mostrar respeto a los muertos, los heridos y las víctimas que han causado las acciones de ETA, en la medida que han resultado damnificados por el conflicto. Lo sentimos de veras”, señala la banda terrorista en un comunicado hecho público a través de los diarios Gara y Berria.

Nos gustaría mostrar nuestra confianza en que el Gobierno dará una respuesta contundente a esta broma pero, sinceramente, no lo esperamos. La única solución aceptable al “conflicto” era la de no haber hecho prisioneros. Ahora, la deuda histórica de la democracia española con ETA parece saldada y la necesidad de esconderse bajo una chapela y un verdugo, trasnochada.