Ni Lopetegui ni Hierro: De Gea fue el protagonista del primer partido de la selección

Hay situaciones que no varían ni cuando se cambia de entrenador a la fuerza como le ha pasado a España. No era una cuestión de juego ni de futbolistas, como acostumbraba a pasar en selecciones de la talla de Holanda o Francia, sino de autoridad, ahora representada por el presidente federativo Rubiales, y también de debilidad, expresada en De Gea, abatido por un triplete de Cristiano Ronaldo.

Las discusiones de anoche en el campo fueron las mismas que se daban antes de que Fernando Hierro sustituyera a Lopetegui: la inseguridad del guardameta, quién debe ejercer de lateral derecho mientras no se recupera Carvajal, tampoco está claro cómo se debe acompañar a Busquets y ya se sabe que Diego Costa es ángel, como demostró ayer, o demonio en un equipo acostumbrado a jugar muy a menudo sin un 9.