Mercasa y la destitución de Macarena Olona. Una maniobra mafiosa

Como una auténtica mafia  ha sido el comportamiento de todos los que rodean a la famosa MERCASA.

José Ramón Sempere, el nuevo presidente de Mercasa, ha sido nombrado por Pedro Sánchez  hace unos días, y en dos semanas desde que ha tomado el cargo,  lo primero que ha hecho ha sido destituir a Macarena Olona, la alta directiva de Mercasa que iba a declarar en esta semana ante la Audiencia Nacional, en su calidad de secretaria del consejo de administración de Mercasa, al ser destituida sería otro quien diese las explicaciones, algo que conviene a todos los implicados  en ese caso. No olvidemos que ya hace unos meses unos desconocidos entraron en el despacho de Macarena Olona y de otros dos directivos de la empresa pública; que los ladrones conocían bien las instalaciones, y parece que lo que buscaban era documentación comprometedora, para hacerla desaparecer.

La realización de esa trampa legal de Sempere, podría suponer la imputación del mismo por un delito de desobediencia. Recordemos que alguno de los imputados en el caso Mercasa, son Pablo González (hermano del presidente de la Comunidad de Madrid), Álvaro Curiel, alto cargo de Rodríguez Zapatero, quien estaba de presidente del Gobierno, cuando se produjeron los sobornos en Angola por parte de Mercasa, estando investigándose similares hechos en Panamá y Rep. Dominicana, durante este periodo el presidente de Mercasa, sería el también socialista Javier de Paz.

Pero recordemos quien es Macarena Olona:

Es una joven abogada vasca con una mente privilegiada que le hizo conseguir en un breve lapso de tiempo una plaza en la abogacía del estado en Vizcaya. Apenas había transcurrido un año cuando ve llegar un ascenso a letrada jefa de la Delegación de Gobierno, dada la capacidad analítica que tenía, y como premio la trasladan a Mercasa. Es allí donde descubre parte de la trama de irregularidades y corrupción  existente, siendo premiada por ese asunto por la Fundación “Hay Derecho”, dada la impecable trayectoria contra la corrupción.

Una vez que ascendió  al nuevo puesto de trabajo, con más medios, rápidamente   descubrió nuevos sobornos y desvíos de dinero que podrían superar fácilmente los 20 millones de euros,  cantidades  que podrían provenir de los desvíos de fondos realizados por afines al PNV y PSOE, desviadas durante años del Ministerio de Agricultura, a través de la propia Mercasa.

Lo dicho… Nápoles, Sicilia y Calabria juntos… toda una mafia.