Memoria Histórica Borrada: El asesinato de una niña de 3 años y otras “heroicidades” revolucionarias

La barbaridad de la represión en la retaguardia republicana durante la Guerra Civil tuvo dos momentos en los que la brutalidad se mostró de manera más descarnada. En los primeros momentos de la contienda, cuando la limpieza contra los “derechistas” se convirtió en la prioridad de los milicianos ; y en las horas anteriores a la toma de una población por parte de las tropas nacionales, cuando se pretendía “limpiar el pueblo” de “fascistas”, aunque en la mayoría de los casos nada tenían que ver las víctimas con la política.

Unos de los más macabros sucesos de esta segunda modalidad tuvo lugar en el pueblo de Granja de Torrehermosa (Badajoz) con el asesinato, junto a toda su familia, de la niña María de las Nieves de la Gala Durán de dos años, según el registro municipal, tres según la causa general. El asesinato de la familia De la Gala tuvo lugar el 24 de septiembre de 1936, dos días después las tropas nacionales, enviadas por el general Queipo de Llano, tomaron la localidad.

La brutalidad de los criminales marxistas había dejado abandonados los cuerpos de 14 personas asesinadas en el patio de la vivienda de esta familia de propietarios, entre ellos el de María de la Nieves, la ya mencionada niña de tres años; el de Rosario, prima de la anterior y de 10 años; y el de Encarna, de seis años, la hija de una de las criadas de confianza de la casa, que también fue fusilada.

El caso de María de las Nieves, casi un bebé cuando fue asesinada golpeando su cabeza contra la pared de la casa hasta causarle la muerte, ha sido manipulado por la propaganda de la izquierda. En la documentación que utilizan diversas asociaciones de la Memoria Histórica esta familia figura como víctimas del franquismo después de que un reportaje de Televisión Española realizado en 1987 y que lleva por título “España en guerra” así lo reflejara.

Sin embargo la situación fue muy diferente: el patriarca de la familia era Don Sebastián de la Gala Ortiz de 78 años, que tenía dos hijos que fueron asesinados durante las primeras semanas de la guerra llamados Francisco y Felipe. Fueron las primeras víctimas de las matanzas cometidas por los milicianos en el pueblo donde acabarían muriendo casi 100 personas. De ellas casi cuarenta fueron traídas desde el municipio de Fuenteovejuna para que los asesinaran los milicianos granjeños, con demostrada falta de humanidad para dedicarse a estos crímenes.

Cuando la izquierda justifica los desmanes cometidos en el mundo rural español contra los “señoritos” se cuidan mucho de dejar claro que lo hacían los explotados por la injusticia social secular, que quienes apretaban el gatillo eran miembros de familias que llevaban siglos trabajando por una miseria. En casos como el de Granja de Torrehermosa esto queda totalmente desmentido ya que entre los cabecillas de estos bárbaros criminales, que no dudaron en matar a tres niñas de 3, 6 y 10 años, se encontraban el dueño de una de las tabernas, el farmacéutico y un maestro nacional del vecino municipio de Azuaga al que se apodaba “el extranjero”.

Juan E. Pflüger

4 Comentarios

  1. Acercaos a Santander. Hay allí unos acantilados desde los que los demócratas arrojaban a los fascistas, o así llamados para la ocasión. Hay una placa (que sustiye a la original) que explica que, durante la guerra civil, se asesinaba a los enemigos políticos arrojándolos desde el acantilado… ocultando cuidadosamente la ideología de las víctimas y de los verdugos. Así, la ambigüedad en la asignación de papeles, hace que las víctimas reciban una segunda muerte, pues es evidente que, a falta de aclaración, los verdugos solo pueden ser los fascistas… viva la memoria histórica!!

    • Pues algún partido patriota tendría que ir allí, a instalar una placa como Dios manda…
      Y sino, escribirlo en las paredes, con tinta indeleble, y grandes letras, para que se entere todo el mundo.

  2. A mayor abundamiento:

    Granja de Torrehermosa, Badajoz. Las tropas del Ejército Nacional liberan la población. En el exterior del cementerio del pueblo se encuentran 11 cadáveres de los cuales 8 eran de mujeres de diversas edades, dos eran de niñas y uno de hombre. Los médicos redactan un informe sobre los cadáveres encontrados. Hubo violaciones, hachazos, balazos… Uno de los cadáveres es de una niña de unos 5 años de edad. El informe médico dice así: “Cadáver de niña de unos cinco años de edad, herida de hacha u otro instrumento cortante y pesado en el parietal derecho, fractura completa del cráneo…La muerte fue producida, al parecer, por golpe violento de la víctima contra el suelo o pared.” Las fotografías de la matanza, toda una familia de aquel pueblo de Badajoz, se hicieron famosas cuando TVE en su serie “España en Guerra” en emisión del 27 de Mayo de 1.987 las exhibió adjudicando la masacre a las tropas nacionales. Los familiares supervivientes tuvieron que aclarar que los asesinos habían sido los milicianos del Frente Popular: la II República. Así fue el terror rojo-democrático de la II República.

Comentarios cerrados.