¿Más inmigrantes? Donde dije digo…digo Diego

La política migratoria de los Sociatas, tiene pelendengues, demasiado Flower Power, y demasiada gilipollez tienen encima, además de un montón de hipotecas con socios de gobierno que les han aupado a donde se encuentran.   Eso  y el grito demagógico de papeles para todos, les ha llevado a la situación en la que estamos, con un efecto llamada apabullante, negado de manera indecente por los voceros de Tve (al servicio ahora del rojerío).   Pero hasta Pedro Sánchez, con todo lo torpe que es, se da cuenta de que África es mucho más grande que Europa, y que por mucho que nos apretemos no cabemos todos.

Eso supone que ahora que Sánchez ha decidido rechazar esta vez al “Aquarius”, como hubiera sido lógico hacer ya la primera vez, igual que hizo Malta o Italia, se produce un requiebro esquizofrénico por parte de la oposición, y por parte de la prensa contraria a Pedro Sánchez, concretamente El ABC, El Mundo y la Razón, y ahora le echan en cara que halla decidido ahora abandonar a esos pobres inmigrantes.

El cambio de criterio del Gobierno de España es ridículo, pero el cambio de los que cambian para volver a ponerse en las antípodas de él, es patético, es vergonzoso, y demuestra una vez más que las cosas no se hacen o se dicen porque haya que hacerlas o decirlas, sino porque nos posicionamos en frente de quien tiene una ideología contraria, hasta cuando pueda hacerlo bien, el caso es llevar la contraria, el caso es dividir la sociedad.

Es que eso hacen los partidos, partir la sociedad. Hoy como ayer es plenamente válida esa frase de José Antonio Primo de Rivera cuando hablaba de las tres divisiones de nuestra sociedad: La división de los separatismos locales, la división de la lucha entre los partidos, y la división entre las clases sociales.

Y mientras eso no seamos capaces de entenderlo, de interiorizarlo, de pensar que ser demócrata no es echar un papelito cada cuatro años… Seguiremos diciendo que donde dije dijo… digo Diego.