Mariano Rajoy acude a un acto para fomentar el valor y el empleo del español mientras es cómplice de su arrinconamiento y prohibición en Cataluña

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presentó ayer en el Museo Reina Sofía el proyecto «El español, lengua global», un eje fundamental de la acción del Estado destinado a impulsar el valor y el empleo del español, con el objetivo de convertirlo en una herramienta estratégica de creación de oportunidades para la comunidad hispanohablante.

Así de bonito le quedó un tuit sobre este tema:

La hipocresía de Rajoy no tiene límites. La inmersión lingüística, que sitúa al catalán como la única lengua vehicular, se ha convertido en un tótem por el que ni tan siquiera se puede preguntar y ahora mira… Mariano Rajoy defendiendo es español siendo presidente de un país en el que en una determinada región se multa por rotular en nuestra lengua.