Margarita Robles no moverá los restos de Franco (aún)

En una entrevista concedida al digital El Confidencial, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha vuelto a insistir en lo que es doctrina del nuevo Gobierno de España. A instancia de los periodistas, Margarita habla de los temas acuciantes en Defensa. A saber: la situación imposible de los restos del dictador en el monumento erigido a la confrontación del Valle de los Caídos. No hay más sordo que el que no quiere oír y volver siempre a los argumentos conocidos de que El Valle de los Caídos es un monumento a la reconciliación nacional en el que descansan combatientes de ambos bandos, que el dictador ni quiso ni supo que sería enterrado allí (mucho menos José Antonio Primo de Rivera, que no llegó ni a saber el resultado de la guerra) y que lo que allí se hace es rezar por el descanso eterno de las almas de los que dieron su sangre por España, España azul o España roja, no tiene sentido con Margarita.

Pero Margarita deja meridianamente clara la intención en el gobierno de Pedro Sánchez de emplear políticamente el tema. “Ahora, no; mañana”- parece decir Margarita. Ahora, no sacamos los restos de Franco de Cuelganuros. No tendría sentido. Acabamos de estrenar gobierno, tenemos el viento en la popa y hay un verano por medio. Mañana, cuando los socios se vuelvan contra nosotros y tengamos que buscar algo que nos ponga a todos de acuerdo; mañana, cuando la estulticia se haga presente en los Consejos de ministros y no sepamos qué hacer para que parezca que hacemos algo; mañana, cuando veamos fuerzas de la derecha en el Parlamento, no lo que hay ahora, fané y descangallado. Entonces será el momento de volver a sacar a paseo nuestra intención de sacar al dictador de su mausoleo.

Se os ve mucho el plumero, Margarita.