Marcha reivindicativa en Aragón, reclamando las obras de arte sacro expoliadas por Cataluña, y sobre las que pesa una sentencia exigiendo la devolución

Un grupo de medio millar de personas han participado este domingo en una marcha que ha terminado en Berbegal (Huesca), en ella se estaba reclamando el cumplimiento de la Sentencia que obligaba a Cataluña a devolver 44 piezas de arte sacro, del monasterio de Sigena, y que se encuentran desde hace décadas  en el Museo de Lérida.

La marcha de más de 20 kilómetros ha salido de varios puntos, entre otros Barbastro, El Tormillo y Peralta de Alcofea. Y con ella se pretende presionar para que se ejecute la resolución de inmediato para que se entreguen los bienes al monasterio aragonés, tal como lleva tiempo reclamando el juez de Huesca, y ante el que han hecho oídos sordos los consejeros de cultura catalanes. Es de suponer que ahora que el Ministerio de Cultura ha asumido esta función de la Consejería, quizás ahora la presión pueda dar sus frutos y Méndez de Vigo acceda a entregar no sólo los 44 objetos que constan en la sentencia, sino también el resto de bienes que se encuentran el litigio: Recordemos que las pinturas murales de Sigena se encuentran en el Museo de Arte de Cataluña,  y que además hay otras cuatro piezas procedentes de Peralta y 112 obras de las parroquias de la Franja, que están depositadas en Lérida.

Recordemos que hace unos meses se dio un ultimatum para su devolución, y que como tantas otras cosas los responsables de la Generalidad se pasaron por el forro.