Márcate un Cifuentes y mejora tu curriculum

Es un poco jodido que todos los españoles sepamos lo que ha pasado con el Máster de la Cifu y que vayamos a asistir al lamentable espectáculo de semanas o meses, salvo que la Cifu se digne dimitir, de sacar a relucir papeles, sellos y certificados que no significan nada.

Presuntamente, la Cifu llamó por teléfono a un amiguete con cargo en la Universidad Juan Carlos I, preguntó algo así como que cual es la manera de sacar el Máster de marras sin pasar por clase, sin hacer exámenes y sin hacer trabajo final alguno. Y alguien, al otro lado del aparato, le dijo algo así como no te preocupes, paga la matrícula y arreglado. Eso es lo que presuntamente pasó con un 90% de probabilidades y  con conocer como funciona el mundo, desgraciada o afortunadamente, en la realidad.

La Cifu la ha cagado. Por querer engordar su curriculo con un Máster estúpido, por dárselas de más lista de lo que es, no parece serlo mucho, por creer que tenía amigos en los progres y, posiblemente, por traicionar a muchos que fueron sus amigos y hasta más que amigos. Y la sigue cagando, empeñada, que mala es la soberbia, en mantener que hizo un Máster, que a estas alturas todos tenemos la casi certeza que no hizo,  y seguir enredando con papeles muy dudosos que acabarán con su dimisión y, quizá, con algún problema legal grave para alguien que, hace unos cuantos años, le arregló los papeles para poder presumir de un Máster tan inútil como estúpido.