¿Mantendrá en prisión el juez del Supremo a los rebeldes y sediciosos del independentismo catalán?

Mañana lunes, desde esta redacción estaremos muy pendientes de que resolución va a tomar  el  juez Llarena  del Tribunal Supremo, con relación a si mantiene o no en prisión a los ocho consejeros catalanes, y a los lideres de ANC y Omnium Cultural.  Todos ellos han solicitado al Tribunal (aprovechando el cambio de instructor), su inmediata puesta en libertad.

Se está especulando mucho sobre si el juez del Supremo será tan férreo con las medidas cautelares tomadas como la juez Lamela,  o por el contrario los dejará a todos en libertad, bien es cierto que quizás se pudiese tomar alguna medida intermedia, hay quien aventura que  Llarena podría dejar entre rejas al menos a cuatro de los acusados, dos consejeros: Oriol Junqueras y Raül Romeva y a los Jordis.

Todos ellos comparecieron en un paripé sin precedentes el pasado viernes, para pedir la libertad provisional, y acatando desde distintas perspectivas,  el art. 155 de la Constitución, algunos por imperativo legal.  Pero el hecho de que Romeva o Junqueras no hayan querido responder a las preguntas del fiscal, hace que aunque sea una postura legal, suponga en el fondo una falta de colaboración, si ha eso le añadimos que su acatamiento del 155 ha sido meramente simbólico porque estaban obligados, pero no cambiando nada en el fondo, puesto que no demuestran sumisión alguna a la legalidad vigente, todo eso supone, sin duda, que se entorpezca la posible clemencia del Juez del Supremo. No sucede así con Turull, Forn y Rull, que han dejado más abierta la puerta de la prisión para ellos,  a pesar de que también se les considere máximos responsables de los hechos, Los Jordis tampoco lo tienen muy claro, puesto que ellos son los instigadores a pie de obra de las revueltas populares.

Sobre las diez de la mañana saldremos de dudas, de momento todos tienen posibilidades.

Hay que recordar que tanto la acusación particular ejercida por Vox, como la fiscalía han solicitado que se mantenga la medida privativa de libertad de manera cautelar.»

También se pretende asegurar que no se destruyan pruebas, como se intentó conseguir a través de los Mossos que intentaron conseguir su objetivo en la incineradora de San Adrián del Besós.

De la resolución que se notifique mañana podemos sacar muchas conclusiones sobre por donde van a ir los tiros a partir de ahora.