Madrid, a la velocidad de la Yaya-Carmena: 30 kms/h

Madrid ya es un infierno gracias a las políticas en materia de viabilidad de su alcaldesa, la Yaya-Carmena. Desde que ocupa la alcaldía de la capital financiera y administrativa de España, trabajar en Madrid se ha convertido en algo heroico. Capaz de convertir cinco carriles de tráfico en una gran arteria en uno solo, su apuesta por las bicicletas (el medio de transporte más rápido del siglo pasado en burgos y ciudades) y los patinetes será su mayor legado.  Los trabajadores de Madrid pagan el pato.

Madrid ya tiene nueva legislación de movilidad. El Ayuntamiento de Madrid ha dado luz verde a la nueva ordenanza de movilidad sostenible que reduce la velocidad de la mayoría de las calles de la capital, las de un carril por sentido o un solo carril, a 30 kilómetros por hora. Además, impide la circulación de cualquier vehículo por las aceras para darprioridad al peatón y permite que los patinetes eléctricos puedan ir por casi toda la ciudad a excepción de ciclocarriles y aceras, donde bicis o patines deben ir al ritmo de los viandantes.

El texto aprobado en el pleno municipal ha salido adelante con los votos a favor de Ahora Madrid y el PSOE y la oposición de PP y Ciudadanos, que rechazan una norma que consideran un «pufo» que condiciona a los Gobiernos futuros.