Los toros de Victorino Martín, el gran reclamo de la feria de la Magdalena

La gran novedad de la Magdalena 2018 es, sin duda, la presencia de la ganadería de Victorino Martín. Olvidada en las últimas ediciones, regresa a un ruedo que ha sido santo y seña de su divisa durante mucho tiempo. Hasta hace unos años, una Magdalena sin Victorino no se concebía Pero llegó la nueva empresa Gestión Universal de Espectáculos S.L. – Toño Matilla, Manuel Martínez Erice y Alberto Ramírez- y dejó de lado el carácter torista del ciclo para dar paso a otro tipo de hierros y planteamiento. Este año es distinto. El fallecimiento del ganadero de Galapagar ha hecho reflexionar a los empresarios, que han querido rendir, según afirman, su memoria. En cualquier caso, el sello que antaño acompañó a La Magdalena se recupera hogaño. Y, además, con una terna de toreros o bien rara o bien poco habitual. Sebastián Castella, pidió la corrida; El Fandi, más de lo mismo al saber la decisión del francés; y el local Varea, se agarra a un clavo ardiendo para intentar recuperar el terreno perdido la temporada pasada.