Los Rojos están que trinan. El Congreso no modificará la ley de Amnistía

Efectivamente ayer en el Parlamento se echó abajo la modificación de la Ley de Amnistía con los votos del PP, PSOE y Cs, están absolutamente basados en criterios de lógica, no se puede derogar o modificar una ley de los años 70 más de cuarenta años después, sólo para poder juzgar a gente que mayoritariamente ha fallecido, con el único trasfondo de condenar al bando nacional, ganador de la guerra civil, elevando a los altares a los asesinos marxistas, que tienen bula de sus nietos para salvar sus memorias.

Con posterioridad al franquismo, hubo una ley de Amnistía por la que los nuevos “padres de la patria” pretendían definitivamente cerrar heridas, (la mayoría ya las había cerrado el propio Franco, a partir de la celebración de los 25 años de paz, que no de victoria.) Esa ley estaba fundamentalmente dirigida a que no se pudiera juzgar a asesinos marxistas, que tras cometer innumerables delitos, habían vuelto o iban a volver a España y querían hacerlo con impunidad, así nos olvidaríamos de juzgar a Santiago Carrillo, a Dolores Ibarruri o al Campesino, pero claro como cualquiera sabe una ley de amnistía no puede ser un privi legum (privilegio) y ha de ser genérica, con lo cual si amnistías a todos los que pudieran tener causas pendientes, tendrá que ser de amobs lados, porque si no en vez de una Ley de Amnistía, una “ley de punto final”, estaríamos hablando del ejercicio más puro de la venganza, la misma que ejercieron los aliados con los “colaboracionistas” al final de la II Guerra Mundial, siendo mucho más generoso Francisco Franco con los vencidos de la Guerra Civil Española.
Por otra parte incluso aunque se hubiese podido modificar, esas leyes estarían prescritas, y ante eso la siempre ocurrente malababa de los rojos ya había encontrado solución. Les aplicamos un delito de lesa humanidad, que al fin y al cabo no prescriben y ya hemos salvado el tema de no poderlos juzgar por el paso del tiempo. Ojo… nuevo problema de seguridad jurídica, dado que la no prescripción de los delitos de lesa humanidad no se aplicaban tampoco en España, a la fecha de la supuesta comisión de los mismos.
Esas razones y no otras, aplicadas con meros criterios basados en la lógica, es la que ha llevado a los partidos PP, PSOE y Cs. a votar en contra de esa modificación de la Ley de Amnistía, aunque la presión ejercida por el rojerío ha sido tremenda, manifestando a los cuatro vientos que se estaba intentando por todos los medios que los crímenes franquistas permaneciesen impunes. A favor de la modificación ha votado Unidos Podemos, ERC, PNV y Grupo Mixto que pretendía modificar la ley para dejar de amnistiar únicamente a los del bando nacional quedando los genocidas rojos sin castigo ninguno, tal como se pretendió con la Ley de Amnistía

Esta propuesta, partió de CEAQUA, que es un colectivo de víctimas que integran la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina y solicitaba añadir un párrafo a la conocida Ley de Amnistía que estableciera, concretamente, que la norma “no impedirá” que “los juzgados y tribunales investiguen, enjuicien e impongan las penas correspondientes a las personas responsables de haber cometido delito de genocidio, lesa humanidad, delitos de guerra y otras graves violaciones de derechos humanos”.
Según consta en la “Causa General”, una multitud de personas habrían cometido “delitos de guerra”.
Una de las más críticas ha sido Yolanda Díaz, diputada podemita, quien se ha permitido decir que la Ley de Amnistía era un escudo para no investigar los crímenes del franquismo, nada más lejos de la realidad, era un escudo para no investigar los crímenes del marxismo, que a los ojos de los nuevos rojetes, ya no eran tan malos; pero dice la podemita que este país es hora de que reescriba su historia, la historia de verdad”, ha proclamado.
Vamos lo que nosotros llevamos mucho tiempo diciendo, su único patrimonio es la criminalización del franquismo, franquismo que nosotros debemos patrimonializar para dejarlos sin argumentos, ya que en la guerra civil, excesos aparte, hubo una bando de asesinos, y otro bando que se negaba a dejarse matar, y esos deben ser dignificados, y reivindicados
Esta patulea de indeseables pretende además anular los juicios del franquismo, y que los que fueron condenados por los jueces de la posguerra sean ahora héroes conocidos.

Los Ayuntamientos del cambio y la red de ciudades contra la impunidad fascista (dos colectivos cazasubvenciones) están también muy disgustados, y su disgusto es algo que a nosotros nos alegra, porque su frustración es parte de la gasolina que alimenta la paz, y su alegría siempre acaba con pobreza, sacrificio y muerte, estamos ya acostumbrados.
También se queja la ARMH (asoc. para la recuperac. de la memoria histórica), que afirma que los votos del PP, del PSOE y de Ciudadanos han cerrado la puerta de acceso a la justicia para las familias de miles de desaparecidos de la dictadura franquista. Y todo esto además fomentado por la Juez Argentina que se cree en posesión de la verdad internacional, cuando además queda en entredicho, puesto que siempre opina, instruye, modifica, reclama competencias de las que debería abstenerse. Vamos una joyita contra todos los criterios de una auténtica independencia judicial.