Los Mossos siguen armándose, ahora serán las Táser cuya utilización había quedado paralizada

Después de 12 años  de intentarlo, finalmente se empezarán a utilizar. Son las pistolas eléctricas, que toman el nombre Táser de la marca del fabricante y que los Mossos empezarán a utilizar en casos en que el estado de la persona que tengan que reducir los ponga en alto riesgo. Después de años de reivindicación del arma, Interior ha dado un paso adelante y ha comprado las nuevas versiones de la pistola eléctrica, que además llevan una cámara que registra toda la actuación policial.

Hoy empieza la prueba piloto en Girona con las primeras pistolas eléctricas. Habrá cinco, con sus correspondientes cámaras, que se distribuirán en diferentes comisarías. A partir de aquí se irán desplegando en todo el territorio catalán.

Pero para llegar hasta aquí han hecho falta años de gestiones y la formación de los agentes.

En teoría como explicó Trapero en su día los Mossos las podrán utilizar para los casos de intento de suicidio, de autolesiones, ante personas alienadas y drogadictas con mayor fuerza de lo normal por su alto grado de excitación.

 

La apuesta de Montserrat Tura

Ahora la distribuidora de la marca, tiene un modelo más avanzado de los que empezó a comprar Tura en su día; llevará un camada de vídeo incorporada, que grabará hasta dos minutos, y en los que se comprobará el supuestamente correcto uso de cada táser.

Se tiene intención de comprar al menos 134 pistolas eléctricas, para que haya en todas las comisarías y en las unidades especiales de intervención, así como en el área de Seguridad Ciudadana (USC), El Grupo especial de Intervención, la Brigada Móvil y otros grupos  de este cuerpo policial.

 

No estamos en contra de la utilización de las táser, lo que no entendemos es que la policía autonómica catalana pueda tener mejores armas y medios que las policías estatales. Eso es absolutamente vergonzoso.