Los Mossos independentistas debían estar presos, en vez de estar rebuznando

Hay un colectivo de Mossos que tienen un marcado carácter independentista, y que no reconocen al estado, ese colectivo se llama Les Guilleries; estos supuestos defensores del orden deberían estar presos, expulsados de la Policía Autonómica Catalana, y con un calcetín metido en la boca, para que no digan tanta chorrada como dicen al cabo del día.

La última es una critica al Consejero de Interior Miguel Buch, por su forma de perseguir las pretendidas agresiones fascistas.

Nos explicamos:

  1. Hay agresiones de totalitarios del soberanismo catalanista, de las que la población que aún se considera española se defiende.
  2. Inmediatamente se cuelga a estos patriotas un sambenito y se les tilda de Fascistas.
  3. Obviamente una vez considerados fascistas todo el mundo entiende que las agresiones sólo pueden partir de ellos.
  4. El Consejero de Interior catalán, azuzado por TonTorras decide tomar medidas contra estos que aún se defienden.
  5. Y entonces los Mossos critican al Consejero de Interior, porque dicen que a los fascistas al parecer de momento no les han arrancado la piel a tiras, ni han sido emplumados y paseados sobre una borriquilla catalana para escarnio público.

Este colectivo debía tener una única posibilidad de aceptar la Constitución y todo el ordenamiento jurídico español, y rapidito, o irse a la mierda. De momento dicen que lo único que hace el Consejero Sr. Buch es llevar a cabo acciones de “cosmética para tranquilizar a una parte de la opinión pública” pero que no se van a reducir las agresiones fascistas. Dicen estos cabestros que el protocolo implementado por la consejería se limita a “confeccionar cuadros de Excel y crear dispositivos en el sistema informático”. “No se observa una clara y efectiva disposición de contener y erradicar los grupos de energúmenos que siguen en nuestras calles creando tensiones con otros ciudadanos, con el aval e instigación de Cs”, denuncian.

Vamos que los blanditos seguidores de Ciudadanos son al parecer seguidores del Duce Benito.

Mientras que ellos solicitan la inmediata puesta a disposición judicial del Policía Nacional que dicen que agredió al chivatoperiodista Jordi Borrás el pasado mes de Julio

Textualmente dicen:  “Si hubiera sido un mosso d’esquadra, el agente habría sido inmediatamente detenido, suspendido de sueldo y trabajo y la fiscalía interviniendo desde el minuto 0 pidiendo pena de prisión e inhabilitación, añadiendo el delito de incitación al odio”.   Esa suposición es totalmente absurda, porque motivos para detener a los mossos de su colectivo por colaboración con la rebelión y sedicción no faltan y eso es bastante más grave que darle un bofetón a un tonto, por mucha cámara de fotos que se cuelgue al cuello

Por supuesto en el final del comunicado solicita una escolta para el huido Puigdemont. Otros que quieren irse de guardia de Corps del Pelomocho.  Será para que les paguen también dietas del Gobierno en el exilio. ¡Anda…  iros al peo!

1 Comentario

  1. No lo están ni lo estarán. Sólo una guerra civil puede limpiar esta hispanofobia uniformizada y a sueldo, cómo no, de España.

Comentarios cerrados.