Los Mossos denuncian el espionaje al que estaban sometidos por el Govern

La Agencia de investigación catalana, el servicio secreto de la Generalidad, los Mortadelo y Filemón del  independentismo, conocidos como CESICAT, han sido denunciados por el Sindicato de Policías de Cataluña que se ha personado en las investigaciones abiertas en el Juzgado nº 13 de Instrucción de los de Barcelona.

El Cesicat, está siendo investigado por la Guardia Civil, debido a que estaba realizando funciones de espionaje presuntamente fuera de la ley; recordemos que varios agentes de esta agencia, que se estaría extralimitando en sus funciones, ya fueron interceptados por la Policía Nacional en Madrid, en funciones de seguimiento de la manifestación de apoyo a los procesados por el caso Blanquerna, en la Gran Vía.

Como decíamos la Guardia civil habría incautado numerosa documentación que dejaría al descubierto muchos de los enjuagues a los que tal división del departamento de Interior de la Generalidad, podría estarse prestando; entre otras, la vigilancia del sindicato de los Mozos de escuadra, el SPC, ya que era considerado un sindicato crítico con la Generalidad.

Parece ser que ya existían sospechas, porque su página web había sido hackeada mediante un ataque informático; y ya el sindicato pensaba que podía ser obra de la Agencia catalana. Estas sospechas se habían hecho bastante evidentes, puesto que los espías del CESICAT estaban requiriendo demasiada información al sindicato, sobre qué archivos habían sido afectados por  los ataques, cuando en realidad parece que lo que trataban era de verificar los posibles rastros de su intervención que hubiesen quedado en los equipos.

Ahora con la intervención realizada por la Benemérita, y la gran cantidad de documentación intervenida, podrían quedar en evidencia todos los comportamientos no ajustados a la ley de la TIA catalana. Debemos recordar que esta agencia ya estaba siendo investigada por intervenir los correos electrónicos de los Funcionarios dependientes de la Administración pública catalana, sin control judicial o policial alguno,  sobre esos correos se realizaban “filtrados” por si pudieran ser “potencialmente peligrosos” según manifestó Xavier Gatius, el director del centro en una declaración, en la que se estaba investigando el porqué de la intervención de algunas comunicaciones de un asesor del Gobierno.

captura-de-pantalla-2016-03-28-a-las-19-43-21