Los irresponsables tuits vertidos en la tarde del jueves podría salirles muy caros a Monedero y la concejal Rommy Arce.

El sindicato Unión de Policía Municipal ha presentado este lunes una querella por un delito de odio contra varios políticos que criticaron la actuación de los agentes en Madrid durante los incidentes ocurridos en Lavapiés en los que murió un ciudadano senegalés, entre ellos Juan Carlos Monedero y la concejal Rommy Arce.

El secretario general de UPM en Madrid, Jaime Johnson, ha confirmado la interposición de esta querella por los tuits que esos políticos publicaron tras la muerte de Mame Mbaye el pasado jueves en el céntrico barrio de Madrid. La querella, a la que ha tenido acceso Efe, también afecta al presidente del sindicato de manteros, Malick Gueye.

El sindicato policial adjunta decenas de tuits que culpaban a la Policía Municipal de la muerte del mantero y los vincula con los disturbios que se produjeron por la noche de ese mismo día.