Los amigos de Lanza desmontan su versión: fue él quien se encaró con la víctima por llevar tirantes con la bandera de España

Tal y como recoge el auto, «no existe duda» de la identidad del autor de los hechos, como sostienen las declaraciones hechas en dependencias policiales de sus acompañantes, del propietario del bar y de cinco clientes. El auto también menciona la versión del acusado, según la cual «se limitó a evitar una posible agresión con arma blanca» de Laínez. Sin embargo, la existencia de la misma no consta en los autos, puntualiza la jueza antes de remarcar que dicha versión «entra en clara contradicción con los informes médicos ya citados» y con las declaraciones de algunos de los testigos.

Mientras que Rodrigo Lanza declaró a la jueza que no conocía de nada a la víctima, según un informe policial al que ha accedido Heraldo de Aragón, sus amigos desmontaron su versión al afirmar que sí habían estado hablando de la víctima. «Alguien del grupo comenta que el señor que se encuentra en la barra tomando algo (…) es de ideología falangista y se suele mover por otros bares con tirantes con la bandera de España», indicó una amiga del sospechoso. Esta testigo también aseguró que fue Rodrigo Lanza quien tomó la iniciativa de encararse con Víctor Laínez. El ahora fallecido «estaba tranquilo, sin meterse con nadie. Fue el agresor el que se le acercó», dijo otro cliente del bar.