Las redes sociales se mofan del “proyecto familiar” “cerca del campo” de los Iglesias-Montero

España es un país de ironía fina, de mordiente, de befa, mofa y cachondeo. Por eso cuando los adalides del socialismo, el comunismo, el feminismo y el populismo patrio, los pontífices de lo social y del “empoderamiento” patinan, el ingenio colectivo clava sus dientes sobre ellos. Los Iglesias-Montero tendrán que hacer un gran alarde de indiferencia para salir airosos de esta. Siempre les quedará su casita cerca del cielo, los niños correteando por la casita de invitados, los mayordomos refugees y las cálidas tardes del invierno junto a la chimenea francesa.