Las Bases de la Revolución catalana, cansadas de que las manipulen, están reivindicando información y  gestión asamblearia de sus organizaciones

Es lo que tiene. Cuando presumes de haber “empoderado” al pueblo,  al final el pueblo se lo acaba creyendo y perciben que la realidad es que los que mueven los hilos son siempre los ayatolás del catalanismo y el resto sólo son los tontos útiles a los que les parten la cara.

Esta rebelión de las bases independentistas está acusando a sus direcciones de inoperantes y  de que no les llegan consignas. Va a ser que,  a lo mejor desde Soto del Real, la comunicación no es buena. La militancia ha hecho llegar un documento muy crítico en el que exigen que se les consulte. Manifiestan que están siendo desmovilizados y que eso les resta capacidad de lucha.  Creen también que está rompiéndose la unidad de acción entre Omnium y la ANC y que la creación de los Comités de Defensa de la República solo añade confusión en las tácticas a seguir.

Hoy pretenden hacer una macro marcha, pidiendo la libertad de los políticos presos, a los que califican de presos políticos; lo mismo acaban a guantazos entre ellos.