La sombra de ETA, que no claudica ni se disuelve, se manifiesta en Bilbao exigiendo libertad para sus presos

La manifestación de ayer en Bilbao en favor de la excarcelación de los presos etarras reunió a menos gente que en otras ocasiones. El portavoz de la iniciativa “Kalera Kalera” de la izquierda abertzale y exrecluso de ETA Antton López Ruiz “Kubati”, pedía al Gobierno que permita a los presos de la banda terrorista seguir la línea de la legislación ordinaria y que se les deje de aplicar el primer grado penitenciario, el más restrictivo.

“Kubati” cumplió 26 años de prisión por 13 asesinatos (2 años por asesinato), entre ellos el de la dirigente etarra Dolores González “Yoyes” (éste debería no computar). El colectivo de presos de ETA lo componen, en este momento, unos 300 reclusos, 250 en España y 50 en Francia. Todos, volverán un día a pisar la calle y a mezclarse con los familiares del millar de muertos que han dejado a su paso. Cerca de 300 asesinatos aún no han podido imputarse a nadie, pese a estar reivindicados y firmados por ETA.

La manifestación ha estado encabezada por una pancarta en la que se leía “presoak kalera” (presos a la calle), que portaban, entre otros, los secretarios generales de Sortu, Arkaitz Rodríguez, y del sindicato LAB, Garbiñe Aranburu, y la abogada Arantza Zulueta.