La sentencia de ‘la Manada’ enciende a las hordas feministas y asusta a los legisladores

El ministro español de Justicia, Rafael Catalá ha dejado abierta la posibilidad de que el Gobierno promueva una reforma del Código Penal a raíz de la sentencia del juicio de La Manada, por la que han sido condenados por abuso sexual y no por violación, los cinco acusados de agredir sexualmente a una joven en los Sanfermines de 2016. Una cosa sí hay que reconocer a los colectivos feministas en estas últimas horas y es su capacidad para hacer que le tiemblen las piernas al más débil de los gobiernos que ha tenido España.

Si ante otros casos de violación, ensañamiento y asesinato la recomendación de las autoridades siempre era la de la paciencia, la clama, el respeto a las decisiones judiciales y la legislación en frío, en el caso de ‘la Manada’ la independencia judicial queda en entredicho y entran a comentar sus argumentos hasta líderes políticos de la talla de Rita Maestre, famosa por su escultural figura y atractivo busto y por valorar sentencias reconociendo no haberlas leído.

Por su lado, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha comentado; “La condena a La Manada solo por abuso es una pésima noticia ¿Cómo que no hubo intimidación? Parece que se estuviera diciendo a las víctimas que si no te enfrentas a cinco matones que te doblan en tamaño, arriesgando la vida, no te están violando. Vergüenza y asco”, ha afirmado el mejor amigo de Arnaldo Otegi.