La primera derrota de Sánchez, a cuenta de Franco

Por segundo domingo consecutivo, la misa en El Valle de los Caídos se convierte en una acción revolucionaria por salvar, de las garras del revanchismo más cobarde posible, un templo dedicado a la oración por los caídos y por la paz en España y entre los españoles.

Algo tan sencillo como dejar a los muertos en paz y dedicarse a gobernar por el bien común de todos lo españoles no podía ser programa del que necesita, como el aire que respira, recabar apoyos por la izquierda para no verse de nuevo derrotado en unas elecciones. Y para alguien de la calaña moral de Sánchez, El Valle de los Caídos es oro siempre que guarde dentro los restos del dictador y del fundador de la Falange. Sin ellos, como desde hace 82 años, no son nadie.

Y esta es la reacción del pueblo español. Disfrútela, señor Sánchez.

1 Comentario

  1. Ha sido un éxito, no lo pueden ocultar. Estamos hablando de miles de personas llegadas de toda España, convocadas solo por redes sociales, watsap, facebook y twitter. Con el apoyo de prensa, radio o TV, como hacen las feministas o los homosexuales, habrían ido 100.000 o 200.000 personas mínimo

Comentarios cerrados.