La Pasionaria, la mujer que condenó a muerte a Calvo Sotelo

El 9 de diciembre de 1895 nacía Dolores Ibárruri, conocida como “La Pasionaria”.

La dirigente comunista, hoy en día disfruta de varias calles en municipios de España e incluso se le han erigido estatuas, pronunció la amenaza de muerte más clara de la historia parlamentaria de la Segunda República. El día 11 de julio de 1936, Calvo Sotelo fue asesinado durante la madrugada siguiente, tras un duro discurso en el que el líder de Renovación Española criticaba al Gobierno del Frente Popular por no haber sido capaz de parar la ola de crímenes políticos cometidos por militantes de partidos de izquierdas con total impunidad, “La Pasionaria” dijo: “Has hablado por última vez”. Ella siempre lo negó y el presidente de las Cortes, Diego Martínez Barrio, no dudó en borrar la amenaza del diario de sesiones. Pero hay un testimonio que deja claro que, pese a los intentos de ocultarlo, la líder comunista había pronunciado la condena de muerte de Calvo-Sotelo.

Pero no fue su único hito criminal demostrado. En un mitin de Valencia aseguró, ante miles de comunistas convencidos y fanatizados, una frase que prendió la mecha de la represión en la capital provisional de la zona frentepopulista durante la guerra: “Más vale condenar a cien inocentes a que se absuelva a un solo culpable”.

2 Comentarios

  1. 1. Una auténtica hideputa, además de puta propiamente dicha, que entendía daba “moral” a los milicianos acostándose con ellos…
    2. Después de vivir estupendamente en la antigua URSS, pues Rusia sí paga a traidores, y a su vuelta a España, fue “hecha” diputada, y como ya era una anciana y tenía incontinencia urinaria, parece ser que su paso por el Congreso fue un verdadero desastre.
    3. Por supuesto era incapaz de aportar nada, pero se trataba de restregar ante el pueblo español que los que habían perdido la guerra en realidad la habían ganado, por la retaguardia, y gracias a la traición de Adolfo Suárez, el memo de Ávila, al que le debemos una gran parte de los problemas actuales. (También a González, Aznar, Zapatero y Rajoy, a cual más imbécil e inútil).
    4. Para acabar este comentario, a ella, igual que al genocida de Carrillo, EL CONGRESO LES DIO DOS PENSIONES EXTRAORDINARIAS QUE LES PRETERMITIERON VIVIR A LO GRANDE HASTA EL FIN DE SUS DÍAS, después de haber arruinado a España, y llevarnos a una guerra civil con cientos de miles de muertos, PUES ESPAÑA SI PAGA A LOS TRAIDORES.
    ¡Y así nos va, añado yo!

  2. Calvo Sotelo que era un caballero, además de un lucido intelectual, cuando oyó la amenaza le contesto:
    “LA VIDA PODÉIS QUITARME, PERO MÁS NO PODES”, dando a entender que hay vida después de la vida, por lo menos para los que somos creyentes.
    ¡Ignoro si este párrafo también ha sido borrado del Diario de Sesiones del Congreso, pero no me extrañaría nada, visto como las gastan los rojillos, que están reescribiendo la Historia a su gusto…

Comentarios cerrados.