La nueva ley comunista de memoria histórica apoyada por Cs y ante la que el PP se lava las manos

Iremos informando de todos los contenidos de esta ley que, por lo menos, ya arroja la clara evidencia de que las fosas y las cuentas les importan un bledo a los rojos, entre otras cosas porque prácticamente no las hay, y que el objetivo es dejar sentado históricamente que la izquierda, los verdugos, son muy buenos y, la derecha, las víctimas,  es muy mala por no dejarse matar. Ello no es algo sin importancia. Es sembrar para el futuro.

Del alcance de esa ley ya iremos hablando en El Muro permanentemente. De momento dos datos. El primero,  la Comisión de la Verdad. La ley creará una panda de  amiguetes rojetes, a la que llamará Comisión de la Verdad,   que dictará a todos los españoles la verdad de la Guerra Civil y el franquismo. Las consecuencias de no repetir esa verdad oficial  son inhabilitaciones  y cárcel. Ya sabemos que la Constitución y el TC no son gran cosa pero si esto es constitucional conforme a lo que un día  tendrá que acabar dictando el TC ante el recurso de algún condenado es que ambos, Constitución y TC, son una mierda.

¿Cuál es la otra nota llamativa del asunto? Cs apoya la ley. Que tomen nota muchos que tiene pensado votarles. Y el PP también, si bien se abstendrá Poncio Pilatos. Que toman nota muchos que tienen pensado votarles. Aquí tenemos, Cs y PP, a cuyos homónimos en el 36 Franco, falangistas, tradicionalistas y derechistas salvaron la vida renegando setenta veces siete veces de sus salvadores.