La liga se juega en Vistalegre

Cuando se cercena cualquier manifestación natural del pueblo soberano, cuando se quiere a toda costa cerrar el paso a la fuerza emergente, conteniendo su empuje a fuerza de vetar su presencia en tertulias televisivas, cuando se hace sistemáticamente pensando que con eso terminará por domarse, suele suceder lo contrario de lo que se pretende. En el caso de VOX se va camino de conseguir.

La demostración de fuerza de hoy en VIstalegre es un toque de atención para los representantes políticos porque les advierte de lo que está por llegar. Es un toque de atención a los enemigos de España porque les demuestra que el camino que creían trillado para la ruptura no es tan llano como pensaban. Es un toque para el traidor fuego amigo que, bajo la apariencia de cercanía política, convierten el día a día en una carrera de obstáculos.

VOX debe asumir abiertamente que es la ultraderecha de este país. La ultraderecha es lo único limpio que queda de España: izquierda, ultraizquierda y derecha liberal han pactado con separatistas y terroristas varios; solo la ultraderecha no ha hincado la rodilla. Conseguir el gran partido de la ultraderecha es una tarea que tiene que comandar VOX. Al menos eso hemos interpretado muchos de lo visto y oído hoy en la plaza de toros de Vistalegre.

 

1 Comentario

Comentarios cerrados.