La Junta Electoral Central se pone muy seria con una durísima medida: los miembros de las mesas electorales no podrán llevar el lazo amarillo

Se nota la mano de Soraya en Cataluña… La Junta Electoral Central considera propaganda electoral la exhibición de esa muestra de apoyo a los encarcelados por el “procés” y prohíbe llevar lazos en la mesa electoral.

El organismo electoral justifica la decisión porque tienen que “mantener una posición de completamente neutralidad”. “El artículo 93 de la ley orgánica de régimen general electoral (Loreg) establece que ni en los locales electorales, ni en sus alrededores se podrá realizar propaganda electora de ningún género”, ha recordado la JEC en la resolución que le ha enviado al PSC, que planteó una cuestión ante el organismo. La junta asegura que los miembros de las meses no puede llevar “emblemas de formaciones políticas o que incorporen símbolos de carácter partidista”.

Medida durísima donde las haya que supondrá un varapalo para quienes pretenden romper la unidad de España y se les permite presentarse a las elecciones catalanas para poder hacerlo cómodamente.