La “jocosa” metedura de pata de la secretaria de Estado de Comunicación, Martínez de Castro

¿Qué otra cosa puede hacer quien ha metido la pata hasta el corvejón que pedir disculpas? El problema, una vez más, es la forma en la que se solicitan, con la prepotencia del dueño del cortijo. Que dice Martínez de Castro que, ante su inapropiado comentario del sábado hacia los pensionistas, que perdone quien se haya ofendido, que era un comentario “jocoso” en lo privado pero que se fue envenenando desde que fue oído y difundido. Vamos, que han pillado a la señora secretaria de Estado de Comunicación (de Comunicación, ojo) con el carrito del helado y que ahí está el problema. En sí, el comentario era “jocoso”. Era de una jocosidad descomunal. En su casa se tiene que partir con las payasadas de la secretaria de Estado de Comunicación. ¿Dimitir? No, ¿por qué?. Era un comentario “jocoso”.

La secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, ha pedido disculpas a quien se haya podido sentir ofendido por su reacción el pasado sábado en Alicante ante los pitos y abucheos al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por parte de un grupo de pensionistas. Las cámaras filmaron un comentario de Martínez sobre esa protesta de los pensionistas: “Qué ganas de hacerles un corte de mangas de cojones y decirles: pues os jodéis!”, que provocó que el PSPV de Alicante pidiera su dimisión.

Martínez Castro, en declaraciones a la COPE, ha explicado que hizo un comentario “jocoso” en una conversación privada, pero que cuando esas palabras pasan al ámbito público se convierten en “muy inadecuadas en el fondo y forma”. Por ello, ha reiterado su petición de disculpas a las personas que se hayan podido sentir ofendidas y ha reconocido: “Muy fina, no quedé”.