La Generalidad y las puertas giratorias

El muy leal y muy eficiente gobierno de golpistas que se ha consolidado en Cataluña merced al 155, Mariano Rajoy, Pedro Sánchez y demás elementos traidores a España, padece también ese cáncer de la administración española de las puertas giratorias. Quien haya hecho méritos en los días previos, propios o posteriores al establecimiento de la República catalana pueden ver recompensados sus servicios a la causa separatista en estos momentos. Es el caso de la guardia pretoriana de Puigdemont en el extranjero.

El consejero de Interior de la Generalidad, Miquel Buch, ha nombrado como asesor en materia de sistemas de seguridad al mosso d’Esquadra Luis Escolá, que ayudó a huir de España a Carlos Puigdemont y que le hizo de escolta en Bélgica, según consta el Diari Oficial de la Generalitat (Dogc).

Según la resolución, del 25 de julio, Buch nombra a este agente como personal eventual del departamento de Interior, que deberá asesorar al ‘consejero’ en la implantación y el diseño de sistemas de seguridad corporativos, y en materia de prospectiva y explotación de información para la toma de decisiones.

Escolá estuvo con Puigdemont en Bruselas cuando se fue tras la proclamación de la independencia el 27 de octubre de 2017 realizando tareas de seguridad. En febrero, la dirección de los Mossos d’Esquadra expedientó y retiró del servicio de escolta al sargento, que estuvo con Puigdemont unos tres meses alegando que estaba de vacaciones.

Otras de sus funciones serán definir estrategias corporativas de seguridad, y asesorar en materia de cooperación multilateral y de coordinación institucional en sistemas de seguridad.