La Fundación Nacional Francisco Franco, advierte al presidente del gobierno que iniciará acciones legales de todo tipo si se profana la tumba del Caudillo

La Fundación Francisco Franco ha enviado una carta dirigida al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, donde lo advierte que se reserva el derecho a emprender “acciones civiles y penales” si el Consejo de Ministros aprueba este viernes el decreto ley para exhumar los restos del dictador del Valle de los Caídos. La carta está firmada por el vicepresidente primero de la fundación, José Cristóbal Martínez-Bordiu Franco, nieto del Caudillo.

La familia de Franco se opone frontalmente a sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos.  Dejan claro y por escrito que el acuerdo del Consejo de Ministros sería contrario a la Constitución, puesto que el dictado de  un decreto ley, tiene como fundamento de su utilización que se tiene que aplicar para casos “urgentes y de extraordinaria necesidad”.

Por eso, creen en la misma linea jurídica que anticipaba el Muro del Pueblo Español, que el gobierno de Pedro Sánchez podría incurrir en un  grave delito de prevaricación administrativa y de usurpación de funciones. La situación sería que para evitar caer en la profanación se quieren dotar de un soporte juridico “ad hoc”, que les protegería de ser jurídicamente unos profanadores (que no de facto), pero les adentraría de pleno en la prevaricación, por el dictado de una resolución injusta a sabiendas, no sólo por el fondo, sino también por la forma. La FNFF a través de la carta, les realiza estas advertencias y les dice que los pone en conocimiento de la situación “por si les hubiese pasado inadvertido”.

A la carta, además, la Fundación Francisco Franco defiende que Francisco Franco se encuentra enterrado “en un lugar sagrado”, ya que el Valle de los Caídos es una basílica y que su exhumación con la oposición de la familia supondría una “profanación de sepultura ubicada en lugar de culto”, inviolable según el tratado internacional del Vaticano de 1979.