La FNFF inicia una campaña en Change.org para la defensa del Valle de los Caídos y los restos de Franco

El PSOE y sus socios de coalición del Frente Popular provocaron la guerra civil del pasado siglo. Los herederos hoy de aquellos sinvergüenzas quieren escarnecer el recuerdo de sus víctimas y conducirnos a todos los españoles a un nuevo conflicto, mientras saquean los fondos públicos y sumen al país en una espiral de autodestrucción e ignominia.

Pedro Sánchez, quien a falta de propuestas, ideas, política o proyecto, ha decidido lanzarse con entusiasmo a perseguir sombras y espectros (Ni te imaginas la masa de fervientes españoles que aplaudió el último discurso del Generalísimo Franco).

Esta es la petición que ha hecho la FNFF: https://www.change.org/p/gobierno-de-espa%C3%B1a-respetad-a-los-muertos-no-a-la-profanaci%C3%B3n-del-valle-de-los-ca%C3%ADdos

Lo hace aconsejado por Ivan Redondo y los gurús demoscópicos de La Moncloa, quienes están convencidos de que la ‘dinámica frentista’ será rentable para el PSOE de cara a las elecciones autonómicas y municipales de dentro de un año y para las generales que llegarán poco después

Si de verdad fueran anti franquistas no quitarían rótulos de calles y profanarían el Valle de los Caídos. Destruirían la obra de Franco, derribando edificios y obras públicas, desmontando la Seguridad Social y los hospitales, destruyendo carreteras, colegios y universidades, para llevar a la nación al estado en que la dejó la Segunda República.

El Ejecutivo socialista también podría recurrir a un real decreto, mucho más rápido, porque los proyectos de ley suelen retrasarse al menos un año.

En cualquier caso, creen Sánchez y los suyos que tendrían los votos suficientes porque se les sumaría hasta Ciudadanos: en 2017 una propuesta del PSOE para trasladar los restos obtuvo 198 votos a favor y 140 abstenciones.

Con el objetivo ecidente de copar espacio en las cadenas de televisión, quiere Sánchez ampliar el espectro. De momento, este lunes, el secretario del área de justicia y nuevos derechos de la comisión federal del PSOE, Juan Andrés Perelló, llevará a la ejecutiva del partido la propuesta de que sea el Estado quien asuma la localización de fosas comunes e incluye una serie de reformas que buscan ilegalizar la Fundación Francisco Franco.

“Para hacerlo”, explica Perelló, “sería necesario llevar al código penal el delito de apología del franquismo y cambiar la ley de asociaciones y fundaciones”.

Además de mezquinos, falsificadores y mentirosos, son hipócritas y cobardes.

La izquierda anda buscando banderas que le permitan conectar de nuevo con la gente y acceder al poder. Algunos piensan que el camino es Franco.

El PSOE ya buscó desde el Senado ilegalizar la Fundación Franco, a primeros de abril, por ser contraria a la Constitución.

Además de hacer apología del franquismo, dicen, la Fundación Franco tiene documentos secretos, como reconoció el Gobierno. La sociedad franquista también ofrece asesoramiento a alcaldes para incumplir la ley y usa los tribunales contra la Memoria Histórica defendiendo el nombre de un pueblo como homenaje al carnicero de Badajoz o denunciando a Madrid por los cambios en el callejero. Estos son sus argumentos que simplemente son MENTIRA asi que, salgan de la vida pública ya mismo y dejen a España en paz, no sea que la cosa se les vaya de las manos.