La Fiscalía del PSOE no devolverá el golpe a Bruselas

Estaba claro como el agua. Dependía de Dolores Delgado y, por supuesto, no se iría contra el golpe de Estado ni para devolver la bofetada a los tribunales belgas que tuvieron a bien inmiscuirse en la justicia española. ¿Magnanimidad? ¿Generosidad? ¿Altura de miras? Nada de eso: que somos gilipollas. Y unos golpistas, claro.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional rechazó admitir a trámite las querellas que presentaron el partido político Vox y la asociación de juristas Movimiento 24DOS contra la jueza belga que admitió la demanda civil contra el magistrado del Tribunal Supremo que instruyó la causa del ‘procés’, Pablo Llarena, el expresidente catalán Carles Puigdemont, el abogado de este, Gonzalo Boye, los cuatro exconsejeros huidos y la traductora de la demanda que presentaron.

La querella de Movimiento 24DOS les atribuía los delitos de prevaricación, usurpación de funciones, falso testimonio y falsedad documental, mientras que Vox denunció por rebelión o sedición, contra la paz e independencia del Estado español, usurpación de funciones y prevaricación.

Tras analizar el contenido de sendas querellas, el Ministerio Público estima que la jurisdicción española “no es competente para conocer los hechos” y también considera que “no concurren los elementos de los delitos indicados”.