La Fiscalía a por los Comités de Defensa de la República (CDR) por Rebelión

Parece que por fin la fiscalía va despertando. A través de una nota de prensa emitida el 2 de Abril, La fiscalía de la Audiencia Nacional ha comunicado que «se han impulsado y se estudiarán acciones penales contra los llamados Comités de Defensa de la República» (CDR) ante la posibilidad de que estén cometiendo delitos de rebelión, malversación y otros agravios contra el orden público, en los actos de resistencia que practican, como son el hecho de cortar carreteras, o levantar barreras de peaje, en tanto que podría suponer una voluntad implícita de «subversión del orden constitucional» Además se manifiesta el apoyo de la Fiscalía General del Estado.

 Es obvio que lo que de manera aislada podría no pasar de ser una gamberrada más o menos grave,  realizada de manera conjunta con otro tipo de acciones previamente estructuradas, se convierta en una suerte de kale borroka al servicio de la causa soberanista, una pata más de ese pulpo que mientras va poniendo cara amable a la «revolución risueña» que pretenden vender en Europa, por otra, y bajo la mesa se está convirtiendo en la agitadora de la calle, mediante acciones violentas e ilegales, pero abocadas a un mismo fin. Así lo ha visto esta vez la fiscalía que ha hecho unas manifestaciones muy contundentes, en las que marca una voluntad férrea, ha dicho:

«No se puede obviar el hecho que con su actuar lo que se pretende es la subversión del orden constitucional, amparando y enalteciendo con violencia a personas judicialmente investigadas por los más graves delitos que pueden darse en un Estado social y democrático de Derecho como es la rebelión» , hoy hemos conocido también la utilización de explosivos (aún sin reivindicar) contra un concesionario de coches de la marca Mercedes. Lo que podría suponer una amenaza a los intereses alemanes en Cataluña, a fin de coaccionarles en la toma de decisiones sobre Puigdemont, del mismo modo que las amenazas vertidas al Juez LLarena y su familia y que han hecho reaccionar al Consejo General del Poder Judicial, a la Fiscalía Superior de Cataluña y a los Mossos de escuadra, para darles protección, y que no se interfiera en su labor jurisdiccional.

Así, dice la fiscalía: «Estas conductas, que a la vista de los últimos acontecimientos puedan constituir delitos de rebelión, malversación y otros delitos contra el orden público, no serán permitidos y la Fiscalía, como garante del orden constitucional, actuará con contundencia contra los mismos para llevar a sus autores ante la Justicia» ante las intolerables actuaciones de los CDR en Cataluña. Por eso, la fiscalía avisa de su coordinación con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para las diligencias que se pretenden abrir.