La falta de legitimidad de la derecha corrupta de corbata

Es cierto. Si quienes nos situamos en la derecha nos tapamos la nariz ante toda la derecha corrupta y encorbatada del PP y su presencia en el Gobierno nos parece ilegítima, lo que piensan el resto de los españoles sobre Rajoy  tiene que  ser demoledor. Lo peor, no obstante, es que la corrupción brutal del Partido Popular mancha unos valores que al PP se le presumen pero que, para colmo, hace décadas que el PP ya no defiende ni de lejos, que  abandonó hace muchos años, en los que ya ni cree.

Cuando el PP se posiciona contra la corrupción, como cuando lo hace el PSOE, es como si Al Capone se posicionara contra la mafia. Y esa mancha ya no se puede lavar.  Es más, lo que hace es impregnar cuanto de bueno pueda quedar aún en el PP si es que queda algo. Se agradece, en cierta forma,  que el PP hable muy poquito de España, que el PP sea hoy más abortista que la primera ley abortista del PSOE, que el PP esté por el matrimonio gay, que mantenga en vigor la Ley de Memoria Histórica, su mamoneo con el PNV y su laxitud frente al separatismo  y hasta su buenismo con los etarras presos.

Una nueva derecha es necesaria. El voto del PP es un voto secuestrado por el miedo a la izquierda pero, en el medio plazo, el voto al PP garantiza un desplazamiento de toda la sociedad española hacia la izquierda y el separatismo por incomparecencia de una derecha social limpia.

2 Comentarios

  1. El PP es un partido corrupto, cobarde y traidor. Hay gente buena en el PP, claro, como en el PSOE y en IU. La diferencia es que la gente buena del PP está engañada por su partido.

Comentarios cerrados.