La exigencia del conocimiento de la lengua regional atenta contra la igualdad de los españoles

En medio del misterio, de lo que no sabemos,  de todo lo surrealista e injustificable que sucede en Vascongadas, Navarra, Cataluña, Galicia, Baleares, Valencia, es general, creemos que  en todas estas regiones españolas con idioma propio,  la exigencia de la lengua regional para acceder  a todos o  a la mayoría de los empleos públicos: profesores, medicos, bomberos, policías autonómicos, funcionarios en general…

Ello supone, no hace falta ser un cerebro privilegiado para verlo, que en cada una de estas regiones sólo pueden trabajar en la función pública  los españoles que conozcan el idoma en cuestión, es decir, sólo los de origen de la región de que se trate.  Será raro que un murciano pueda ser médico en Vascongadas o Cataluña. Sin embargo un médico, por ejemplo,  catalán sí podrá serlo en toda España salvo Galicia y Vascongadas. ¿Son iguales todos los españoles ante la ley o algunos tienen ventajillas?

Si todos los españoles tienen la obligación de conocer el español, ¿para que sirve la exigencia del conocimiento de la lengua regional? Para meter separatistas en el empleo público y no, desde luego, para comunicarse mejor con el paciente.